Archivo

Panel sensorial para Erick

 

 

Por fin hemos acabado el panel sensorial para Erick!! Queríamos que fuera regalo de reyes pero nos ha supuesto trabajo y poco tiempo, pero va a ser ideal para su primer cumpleaños el 2 de febrero.

Y qué es el panel sensorial?

Basado en la metodología Montessori, el panel sensorial consiste en una tabla con múltiples posibilidades para favorecer el desarrollo de la psicomotricidad fina. Se pueden usar miles de texturas, objetos y materiales que refinan los sentidos del niño, les ayuda a distinguir, clasificar, relacionar causa y efecto y un largo etcétera.

La psicomotricidad  es la relación que se establece entre la actividad psíquica de la mente humana y la capacidad de movimiento o función motriz del cuerpo, es decir, la capacidad de dominio del cuerpo. Podemos distinguir:

  • la psicomotricidad gruesa que abarca todos los movimientos que realizamos con la totalidad del cuerpo al caminar, correr, saltar, girar, … y se requiere el control de éste en relación a sí mismo y con los objectos y el espacio, así como la coordinación de las diferentes extremidades manteniendo el equilibrio.
  • la psicomotricidad fina se refiere a las actividades y acciones que realizamos específicamente con las manos, y es necesario el control óculo-manual, por ejemplo, escribir, dibujar, usar herramientas, etc.

Estas habilidades son imprescindibles para el desarrollo de la inteligencia, ya que el aprendizaje se realiza mediante la relación con el ambiente, el movimiento, la experimentación y la manipulación.

Nuestro Panel sensorial

 

Hay infinitas formas de crear una panel o tablero sensorial, tantas como la imaginación te brinde. Para el que hemos hecho nosotros lo ideal hubiese sido una base de madera, pero hemos querido aprovechar una pizarra de rotuladores vieja, así que hemos tenido que reforzar algunos materiales con piezas y listones de madera, arandelas y bridas.

 

 

  1. Cadena + 2 arandelas de diferente tamaño
  2. Ventana de madera + bolsa sensorial ( para la bolsa sensorial hemos usado gel fijador para el pelo, un poco de colorante azul y gomitas de colores)
  3. Estrella de tela rellena de papel de celofán
  4. Cremallera
  5. Hilo de ratón + accesorio para bisutería
  6. Rueda + cerrojo
  7. Cerrojo
  8. Hilo de ratón + imán + tornillo grande
  9. Tubo hecho con botellas de plástico
  10. Maraca hecha con hilo de ratón + bolas de plástico + arroz

Mamá Arcoíris

 

Lactancia materna, se pueden superar las dificultades!!! La clave: apoyo e información

Una vez vencidas las dificultades en el inicio de la lactancia, ser fuente de alimento de mi hijo se ha convertido en una experiencia no sólo mágica, sino una de las que más me llena de satisfacción. Al principio fue muy duro, sí… y en más de una ocasión quise tirar la toalla, pero tuve mucho apoyo de mi marido y también de profesionales que me alentaron a continuar, y a día de hoy no me arrepiento para nada, sino más bien al contrario, doy gracias a dios de haber superado esa etapa.

La primera prueba fue una mastitis por infección que sufrí durante mes y medio, causa de un ingreso sin diagnóstico claro pero al final dí con una buena profesional que me hizo un cultivo de la leche, efectivamente tenía alterada la flora bacteriana y con el antibiótico adecuado pudimos remediar el asunto. Se le llama mastitis a la inflamación de la mama y pueden ser muchas las causas que la producen, desde un mal agarre o posición del bebé, una bajada de defensas de la madre, la entrada de microorganismos infecciosos a través de las grietas del pezón, no atender a las señales de demanda del bebe… En mi caso fue no atender a toda la demanda del bebé además de una bajada de defensas, y es que la falta de información puede hacer mucho daño a madre e hijo. Cuando nació Erick me dijeron que el pecho fuera a demanda, pero sobretodo que no sobrepasaran más de tres horas entre tomas, pero nadie me dijo que en más de una ocasión mi hijo necesitaría mamar ininterrumpidamente sin soltar y que era necesario que el servicio estuviera abierto las 24 horas. Las primeras semanas en casa tuve mucha ayuda de familiares y visitas a quienes agradezco de corazón su apoyo, pero tras estar dos horas dando el pecho, agotada y con ganas de dormir, dejaba a mi pequeño en manos de mis ayudantes para yo descansar. Bien, en repetidas ocasiones el pequeño buscaba el pecho a penas pasados los 5 minutos de la última toma así que procuraban distraerlo y dormirlo mientras yo descansaba, y esto fue un error porque es imprescindible atender a su demanda para aumentar la producción y para evitar la inflamación de la mama, y esto se debe a las crisis de crecimiento.

Y qué son las crisis de crecimiento?

El pecho produce en función de la demanda, cuanto más mama el niño más leche produce el pecho, cuanto menos mama el niño, menos leche produce. Hay momentos en el desarrollo del bebe que necesita más alimento y la manera de conseguirlo es mamando más, desde pedir pecho cada 30 minutos hasta no soltarlo en todo el día. Suele confundir bastante a las madres ya que esto hace creer que se quedan con hambre, que la leche les sienta mal, que la leche no alimenta y un largo etc… Aquí podéis conocer todas las crisis que se pueden producir en vuestros pequeños.

Gracias a Alba Lactancia y a la asesora de mi pueblo pude llegar a entender y atender a mi hijo correctamente. Mi peor crisis fue la de los 3 meses, dicen que el niño ya no demanda tanto pecho, pero en mi caso sí lo hacía y lo hacía tal como se describe, de forma caótica, cogiendo y soltando el pezón, llorando y arqueando la espalda. Hice varias visitas al médico pensando que le pasaba algo, hasta probamos de quitar los lácteos y la proteína de vaca de mi dieta para descartar posibles alergias, y el niño estaba perfectamente sano. Al final pedí cita solo para mostrar un vídeo y la respuesta fue, el niño lo que tiene es sueño. Bien, sueño ya me daba cuenta que tenía pero es que siempre le ha costado horrores dormir, y eso que lo tenía en brazos o lo llevaba en el fular, que ayuda bastante, pero aún así era prácticamente todo el día demandando pecho y con tomas caóticas.

A partir del 4/5 mes empecé a disfrutar realmente de la lactancia. El peque empezó a hacer tomas de 5 minutos y ya no demandaba tan seguido, aunque cierto es que a lo largo de los meses ha habido etapas que ha solicitado más pecho que otras y me he dado cuenta que depende de si le salen dientes, si se encuentra mal o hemos tenido días que no hemos seguido la rutina, es entonces cuando demanda más.

A partir del sexto mes iniciamos la alimentación complementaria, y hemos optado por el “baby led weaning” o lo que es lo mismo, la alimentación complementaria auto-regulada por el bebe. Estamos encantados con esta forma de introducción de alimentos, pero no siempre come lo mismo, aunque tampoco importa ya que el alimento principal y más completo sigue siendo la leche materna. Profundizaré sobre este tema en otro post porque hay que tener en cuenta algunas cosas.

Ahora vamos a hacer el año y aún hay días que come poco y mama mucho, pero también los hay que come más y mama menos. Mi idea era empezar el destete mediante el “no ofrecer, no negar” al cumplir el año, pero veo que es muy pronto todavía para el pequeño y es que la leche materna es un alimento tan bueno que porqué negárselo!! Además la OMS, la asociación de pediatría española, europea y americana, y otras organizaciones de la salud recomiendan el pecho al menos 2 años.

¿Y porqué adoro la lactancia materna?

La siguiente imagen sacada de Crianza Con Apego Natural, describe muy bien lo que pienso.

 

La leche materna cambia su composición a lo largo de la toma, y a lo largo de los meses, para adaptarse a las necesidades del bebe.  Por desgracia, todavía hay mucho profesional de la salud infantil que tiene una gran desinformación sobre esto, hace poco una pediatra me dijo que la leche materna a partir de los 6 meses era agua, una creencia totalmente falsa ya que a lo largo de la lactancia la leche se vuelve más grasa, más calórica y más nutritiva, y hay investigaciones que indican que sobre los 2-6 meses la leche tiene una media de 74,3Kcal/100ml y de los 12-39 meses alrededor de los 88,1KCAL/100ML, que va aumentando progresivamente. Además, hay muchos beneficios que hacen de la leche materna un alimento importante para la salud del niño:

 

En definitiva, dar el pecho ha sido una experiencia totalmente diferente de lo que me pude imaginar durante el embarazo, han habido etapas difíciles pero una vez superadas se ha convertido en algo muy cómodo, práctico, barato (por no decir gratis :D) y, sobretodo… muy bonito!!

Así que para las mamas que deseen de corazón esta experiencia os recomiendo buscar grupos de apoyo y mucha información, y paciencia que todo acaba pasando.

 

Mamá Arcoíris

No existe el niño difícil, son las expectativas del adulto que lo convierten como tal

Imagen de la película “La lengua de las mariposas”

En muchas ocasiones he escuchado la etiqueta de “niños difíciles”, y en realidad no lo son. Somos los adultos que desde nuestras expectativas sobre como deben comportarse nuestros pequeños y nuestra falta de tolerancia nos da una perspectiva de que el niño es difícil, cuanto más intolerante somos al comportamiento de ellos más difícil se nos hace educarlos. Hay que tener en cuenta que son niños y también personas y no tienen porque estar siempre de acuerdo con lo que el adulto le pide, ¿ante una desavenencia con otro adulto, cómo te relacionarías de forma saludable para llegar a un acuerdo? De la misma forma lo tenemos que hacer con nuestros hijos, con la diferencia que ellos no son lo suficiente maduros y debemos ser nosotros quienes mantengamos la calma y serenidad, de esta forma les enseñamos mediante el ejemplo como resolver futuros conflictos en las relaciones.

Me he resistido hablar de los niños de alta demanda porque hay mucha controversia en si existen o no, de que es una forma de etiquetarlos, de que depende de la percepción de los cuidadores e incluso que el niño se hace demandante por culpa de los padres. En realidad, tampoco quiero centrarme en este término, pero si que es cierto que hay niños que nacen con un temperamento muy fuerte, siendo éste un rasgo innato,  no aprendido. Son niños que desde bebes saben lo que quieren y lo piden con mucha intensidad, sus llantos son tan fuertes que al principio piensas que algo les duele a horrores, pero luego te das cuenta que sólo reclaman que sus necesidades sean satisfechas de forma inmediata, sea comida, contacto, sueño o molestia. Así que culpar a la forma de educar de los padres por el temperamento de sus hijos es totalmente incongruente, otra cosa es el carácter que sí es resultado de las vivencias y educación que recibe el pequeño, por tanto hay influencia de sus cuidadores. Pero hay que considerar que el carácter es algo que se formará con los años, así que juzgar de mal carácter o mala crianza de un niño pequeño que tiene respuestas emocionales desbordadas es inapropiado porque es algo que deberá aprender con el tiempo gracias a la ayuda de sus padres, pero es importante que éstos sean buenos guías. Estos pequeños no van a ser fáciles de dominar, que es lo que busca la crianza tradicional, la sumisión  absoluta del niño ante las peticiones del adulto va a ser prácticamente misión imposible con ellos que más que autoridad necesitan paciencia y comprensión. Con esto no quiero decir que no necesiten unas normas, ya que son necesarias para un buen rumbo en su desarrollo, pero mejor si son pocas y firmes. Entenderlos, atenderlos, respetarlos, tenerlos en cuenta, tratarlos de la misma forma que te gustaría que te trataran es imprescindible para un buen desarrollo del niño, y más allá de mal criarlo es fomentar una base segura y estable.

Prácticamente todos los niños, alrededor de los dos años, empiezan a sentirse más autónomo y que pueden hacer muchas cosas por sí mismos, es la época que parece que constantemente desafían a los padres porque no hacen caso, sin embargo, el niño está pasando por una fase de reafirmación del yo, una fase imprescindible para su desarrollo que acabará pasando, pero en los niños “difíciles” esta fase empieza antes y dura más tiempo, siendo más intensas sus respuestas emocionales ante las negativas del adulto. Así que los padres necesitarán una dosis extra de paciencia y comprensión. Para los que estáis en esta fase os recomiendo el post de Álvaro Bilbao sobre como gestionar las rabietas.

Todos lo niños son demandantes, ya que la necesidad de constante contacto con el cuidador no es más que una consecuencia de la evolución, es el instinto de supervivencia que reclama protección, pero también es verdad que hay niños que reclaman más que otros y son más exigentes, y también es por naturaleza propia no por la educación de los padres. Un bebé al que no se le atiende a su llanto, por resignación deja de reclamar, y ahí si que el adulto a intervenido para que el niño sea menos demandante, pero esto es más un beneficio para el adulto que para el niño y aquí podéis ver lo importante que es para el desarrollo del pequeño atender a sus llamadas.

Educar a un pequeño con estas características de forma respetuosa puede ser agotador, sobretodo los primeros años que lidiar con sus explosiones emocionales puede ser una tarea ardua, aunque estoy segura que también lo es si no se educa desde el respeto con la consecuencia de formar personas con un estado emocional poco estable.

Atender a la llamada del niño, ceder, evitar el castigo, permitir que se exprese aún en las emociones más extremas, acompañarle en sus explosiones, cogerlo, etc… NO ES MALCRIAR

MAL CRIAR es no atender a las reclamaciones del niño, ceder en todo o en nada, negar la expresión de sus emociones, no acompañarlo en sus explosiones y castigarlos.

En resumen, si la educación del pequeño resulta difícil armémonos de paciencia y veamos nuestras intransigencias como vía para evolucionar y para educar mejor.

 

Mamá Arcoíris

REFERÉNCIA

https://emocreativos.com/2012/06/04/diferencia-entre-temperamento-caracter-y-personalidad/

http://www.xn--elcerebrodelnio-crb.com/blog/los-5-sies-y-los-5-noes-para-ayudar-a-gestionar-las-rabietas/

http://www.mamaarcoiris.com/el-desarrollo-del-cerebro-del-bebe/

 

Qué hacer cuando las emociones te ponen “del revés”

 

Los hijos son grandes maestros que han venido a este mundo a enseñarnos los grandes tesoros y potenciales que tenemos como personas, despiertan en nosotros un amor tan inmenso que nada en la vida puede superarlo, sin embargo, durante la crianza, también despiertan en nosotros los demonios internos que nos descontrolan y nos superan en ciertas situaciones. Esto último también es un gran tesoro, es una oportunidad para emprender el viaje de crecimiento personal y espiritual con destino al equilibrio, la armonía y la paz.

Ellos vienen puros e intactos y durante la educación se van contaminando según sus vivencias y como se relacionan con ellos, por esto nuestro papel de alumno ante estos grandes maestros es importante llevarlo a cabo con conciencia para desde nuestro centro y equilibrio poder mantener esa pureza lo más intacta posible. Trabajarnos a nosotros mismos tiene una gran recompensa, la gran obra de arte de haber formado un ser humano completo. Para esto es de gran importancia aprender a gestionar las emociones, para que durante el desarrollo del pequeño podamos guiarlos de la mejor manera.

La palabra emoción proviene del latín “emotio” que deriva del verbo “emovere” y se podría definir como el impulso interno que lleva hacia afuera, al movimiento o acción.  Por tanto, siempre una emoción nos impulsará a llevar algo a cabo.

Recordemos que en el cerebro podemos diferenciar tres partes, el cerebro reptiliano, el cerebro límbico y el neocortex. Es en el cerebro límbico dónde se generan las emociones, por tanto, hay más animales que las poseen. Las emociones son naturales, normales y se han de tener en cuenta. Han tenido un papel importante en la evolución porque han impulsado a las especies a la reproducción para perpetuarse y a la huida o el ataque en situación de peligro para la supervivencia.

Se podría definir una larga lista de emociones pero son 6 las consideradas como emociones primarias:

  1. El miedo nos impulsa a la huida cuando nos sentimos en situación de amenaza. Salta una alarma de alerta en el organismos que hace repartir la sangre a los lugares necesarios para la acción, en un principio la huida o el ataque. Cuando nos sentimos agredidos a nivel físico, emocional o espiritual nos puede producir ansiedad, agonía, preocupación, nerviosismo e incluso pánico, pero del miedo podemos conocer nuestras limitaciones y así trabajar la superación. Saber de nuestros miedos también nos va a permitir tener más consciencia de no transmitirlos a los hijos, porque los constantes “cuidado, es peligroso, vigila, etc…” puede hacer mella en el pequeño y fomentarle esta emoción.
  2. La ira se produce cuando sucede algo que nos enoja. Aumenta el ritmo cardíaco llevando así más sangre hacia las manos para que éstas tengan la fuerza necesaria para golpear, también aumenta el nivel de adrenalina que nos impulsa a actuar, atacar o destruir. Cuando no está bien canalizada se asocia con la hostilidad, la furia, la indignación y el odio patológico, pero este plus de energía bien canalizado es útil para resolver  la causa del enfado. Es una emoción muy destructiva que negarla a nuestros hijos es más perjudicial que beneficioso, suelen manifestarla cuando no pueden hacer lo que quieren o se les obligan a hacer lo que no quieren. Hay veces que podemos ceder, de esta forma les enseñamos la flexibilidad, y las que no podemos ceder, con paciencia y amor acompañarles en la explosión y guiarles en el proceso.
  3. La tristeza produce en nuestro organismo una disminución de energía que nos lleva al aislamiento y a la limitación, por ejemplo “no tengo fuerzas para…”. Si no se gestiona correctamente puede conducirnos a la depresión, pero bien canalizado nos da la oportunidad de interiorizar y conectar con nuestra esencia. La comunicación y la empatía con los niños es esencial para detectar este estado emocional y que no derive a una depresión, muchas veces la tristeza aparece tras la explosiva ira.
  4. La alegría nos de energía e impulsa a la expansión y el movimiento reduciendo sensaciones desagradables, favorece el deseo de fomentar las sensaciones agradables en uno mismo y en su entorno. Da tranquilidad y calma corporal, nos permite disfrutar de la vida.
  5. El asco es una emoción primaria que nos asegura la supervivencia al protegernos de la ingesta de sustancias venenosas o alejarnos de ambientes tóxicos. Cuando el estimulo recibido es percibido como dañino para el organismo se producen una serie de respuestas fisiológicas como las nauseas, mareos, activación del sistema parasimpático,… que nos llevan a alejarnos de dicho estímulo.  El asco mal canalizado puede llevar a la fobia e incluso al trastorno obsesivo compulsivo, como el caso de la persona que piensa que puede contaminarse con cualquier cosa y esta constantemente protegido por guantes o lavándose las manos de una forma obsesiva para no enfermar.
  6. La sorpresa se produce cuando acontece algo inesperado o extraño, nuestro organismo responde elevando las cejas para ampliar el campo visual, de esta manera la retina recibe más luz captando una mayor información sobre el acontecimiento para poder procesarlo y facilitar la mejor respuesta ante la nueva situación. En sí es una emoción neutra de poca duración y acontece a otras, si la sorpresa es agradable continuará la alegría, pero si es desagradable le continuará el miedo, el asco o la tristeza.

Hay muchas otras emociones agradables y desagradables, pero considero tres que son útiles conocer y saber gestionar para sacarle provecho:

La culpa se genera cuando nos arrepentimos de algo que hemos hecho o dejado de hacer, se retroalimenta resultando el remordimiento, la mala conciencia y el auto-castigo, en definitiva, mal canalizada se convierte en una gran tortura. La culpa bien canalizada nos permite reparar los errores del pasado e intentar no volver a cometer, de esta manera aprendemos y evolucionamos para ser y vivir mejor. Cuando la culpa emerge es buen momento para trabajar el perdón hacia uno mismo y hacia los demás. La constante crítica deriva en nuestros pequeños esta desagradable emoción.

La exigencia aparece cuando nos obsesionamos por el perfeccionismo y no nos permitimos el error. Esto produce una insatisfacción y tensión continua que impide disfrutar de la vida, mal canalizada se convierte en un maltrato y una esclavitud ya que los errores solo sirven para culpabilizarse y auto-castigarse. Esta intransigencia no sólo es con uno mismos sino también con lo demás, y  en consecuencia, surgen problemas en las relaciones.  Bien canalizado nos lleva a la aceptación de nuestras posibilidades y sacar provecho de los recursos que disponemos en el momento para conseguir el objetivo deseado. Por eso es importante tener cierta flexibilidad con nuestro hijos ya que la rigidez solo va a favorecer esta emoción.

La envidia nos muestra que deseos no hemos satisfecho y se manifiesta cuando vemos los logros de los demás y no los nuestros. Esta comparativa constante con los demás nos mantiene en una constante competición dónde solo ver el fracaso en el otro nos trae el bienestar. Sin embargo, la envidia bien canalizada nos invita a esforzarnos por conseguir nuestros deseos. Imprescindible evitar las comparativas, cada niño es un mundo y cada niño tiene unas cualidades destacables y otras a desarrollar.

El amor y el afecto no son considerados emociones sino más bien sentimientos, pero también han tenido su papel fundamental en la evolución ya que a propiciado el deseo de procreación y de protección de la descendencia. Además nos permite hacer vínculo y tener empatía con otros, que ha sido muy útil para las especies que hemos sobrevivido gracias a la tribu.

En resumen, las emociones son respuestas fisiologicas que se producen ante ciertos estímulos, y nos han permitido la supervivencia.

Y QUE HACER PARA QUE LAS EMOCIONES NO TE PONGAN “DEL REVÉS”?

Se ha de tener en cuenta que una emoción tiene una durabilidad de 90 segundos aproximadamente siempre que dejemos que fluya. Para que éstas no nos controlen cuando emergen, una buena técnica es centrarse en la respiracion y dejar que haga su proceso. Centrarse en la respiración nos ayuda a estar alejados de la mente que con su charlatanería alimenta la emoción y nos pone “del revés”, también nos ayuda a mantenernos en nuestro centro y nos da el poder de gestionar.

Pues sabiendo esto tendremos muchas oportunidades para prácticar, y como todo aprendizaje habrá errores en el camino así que menos exigencia, menos culpabilidad y mas amor y compasión por uno mismo que esta haciendo lo que puede con los recursos que tiene.

Mamá Arcoíris

 

REFERENCIAS

www.lamenteesmaravillosa.com

www.uam.es/personal_pdi/medicina/algvilla/fundamentos/nervioso/emociones.htm

www.despiertaterapias.com/psicolologia/emociones-supervivencia/

Despertando al niño interior y sanando sus heridas

Siempre que nos relacionamos con pequeños tenemos la oportunidad de conectar con nuestro niño interior, y en especial, en relación con nuestros hijos, la oportunidad de reavivarlo.

Los niños, que están libres de condicionamientos y creencias, invitan a borrar las fronteras de nuestra imaginación para viajar por otros mundos de fantasía, magia, alegría e ilusión. Aún recuero de chiquita no perder la pequeña esperanza de poder entrar en un cuadro como en la película de Mary Poppins, cogida de la mano de mi prima y mi hermano, insistíamos una y otra vez saltando sobre uno de mi abuela. También, a través de ellos, podemos redescubrir el mundo desde una perspectiva olvidada, como una simple hoja, un insignificante palo, o el inadvertido vuelo de un pájaro se convierten en  un hecho de importante inspección y exploración. Los niños nos recuerdan la importancia de vivir el momento a momento, disfrutando de la esencia y alejados del tiempo y las prisas.

Ellos están programados para aprender y desarrollarse mediante el juego. Si observamos a las crías de algunos animales, como perros, gatos, tigres.., su instinto les lleva a juguetear entre ellos y con lo que les rodea,  de esta manera se entrenan para futuras conductas necesarias para la supervivencia y reproducción, es a través del juego que fortalecen la musculatura, mejoran la coordinación y conocen mejor el entorno. Se han hecho estudios con chimpancés privados de objetos con los que jugar, y se ha visto que a la larga no tienen la misma capacidad de resolución de problemas que los que si tuvieron. Educar y guiar a nuestros pequeños mediante el juego no sólo va a ser beneficioso para ellos, sino para nosotros que traemos de nuevo a ese niño escondido que un día fue libre.

Conectar con nuestro niño interior, no sólo nos permite experimentar de nuevo la inocencia, la ilusión y la alegría de vivir, sino que también nos permite curar heridas enterradas que no han sido sanadas. Sanar estas heridas nos da la posibilidad de no repetir el patrón con nuestros hijos, ya que como fuimos tratados, así aprendimos a tratar con nosotros mismos y con nuestro entorno, y como fuimos tratados, trataremos a nuestros hijos. Ser conscientes de estos patrones y hacerse responsable de ellos es esencial para empoderarse, tener una buena autoestima, un equilibrio emocional y, sobretodo, ser mejor guía para nuestro hijos.

Son 5 las heridas emocionales que se deben tener en cuenta:

  1. La herida del rechazo. Se origina aproximadamente a los dos años de edad que es cuando empieza a reafirmarse la identidad del niño, y cuando se generan las famosas “rabietas”. El niño se esta descubriendo, pero también busca constantemente la aprobación de sus referentes. Si los adultos rechazan al niño, que suele ser cuando éste pierde el control, se va a crear esta herida emocional causando una descalificación de sí mismo y una baja autoestima,  a la larga será un adulto con sentimiento de “no ser merecedor”, rechazando las experiencias placenteras y de éxito, con una tendencia a temer el fracaso y buscar constantemente la aprobación de los demás. Por eso es importante acompañarles en sus explosiones emocionales, ya que ellos mismos no saben gestionarlas y necesitan de alguien para sentirse respaldados. PARA SANAR: hacerse consciente de las propias habilidades y los logros conseguidos a lo largo de su vida, y a pesar de temer al fracaso arriesgarse a tomar decisiones. Este ejemplo de Edison, sacado del libro Brújula Interior, me encanta cómo hace del fracaso un éxito.
  2.  La herida del abandono. En la primera etapa de la vida es imprescindible atender las necesidades básicas del bebe, no sólo alimento e higiene, sino contacto y acompañamiento en los momentos que él reclama. Si no se cubren todas estas necesidades se creará esta herida formando personas con dependencia emocional y un miedo profundo a ser abandonados. Suelen ser personas que tienden a renunciar sus proyectos, parejas… prefieren abandonar antes de ser abandonados, a pesar de esto no les gusta estar solos. PARA SANAR: buscar momentos de soledad para escucharse, para mimarse y aprender a estar a gusto consigo mismo, abrazar los cambios y fluir, dejarse llevar.
  3. La herida de la humillación. Un simple “eres torpe”, “eres pesado”, “no vales nada”, o constantes críticas o comparativas con otros son causantes de esta herida. Ha sido demostrado que la humillación, además de provocar sufrimiento, provoca dolor a nivel físico ya que esta sensación comparte los mismos circuitos cerebrales que el dolor. Hay que andar con mucho ojo al poner etiquetas a nuestros hijos, cuando decimos a un niño “eres torpe”, este concepto sobre sí mismo se graba en una región del lóbulo temporal, concretamente en el hipocampo. En el hipocampo se almacenan los conocimientos sobre el mundo y sobre uno mismo, así que etiquetar a nuestros hijos supone condicionarlos a comportarse como tal. Una persona que ha sido constantemente humillada habrá desarrollado un mecanismo de defensa que la convertirá en un ser tiránico y egoísta, para protegerse usará la humillación contra los demás. Suelen ser personas orgullosas, rígidas y masoquistas que necesita estar cargando con los problemas de los otros, se sienten constantemente desaprobadas y criticadas. PARA SANAR: Imprescindible aprender a perdonar, perdonando se libera el rencor, una carga muy pesada, y esta liberación permite desarrollar las propias capacidades y descubrir el adulto seguro que hay dentro de uno mismo.
  4. La herida de la traición.  Cuando el adulto hace promesas al niño y luego no las cumple se genera en el pequeño una desconfianza respecto a su referente y el concepto de que el mundo es poco fiable. Esta falta de confianza aleja al niño del mundo, aislándolo y convirtiéndolo en ermitaño, le va a costar conseguir las cosas y le acompañara un sentimiento profundo de soledad. Suelen ser personas frías que se han construido una coraza impenetrable para los demás, necesitan tenerlo todo controlado y cierto dominio sobre los otros. PARA SANAR: Empezar a entregarse y permitir que los otros conozcan la persona que se es realmente, trabajar la paciencia y la tolerancia.
  5. La herida de la injusticia. La capacidad de discernir entre lo justo y lo injusto es una capacidad que desarrolla el niño como el hablar o el andar. Para ellos, lo que quieren y les gusta es justo, y si no se les permite es injusto, así que un niño que constantemente se va contra su voluntad acaba dañándose profundamente su “yo”, sintiendo que no merece ser respetado ni tampoco atendido. Los padres suelen ser fríos y autoritarios, y no tienen en cuenta las necesidades emocionales ni la integridad del pequeño.  Esta herida lleva al adulto inseguro y pesimista e incluso cínico, con problemas de confianza en los demás y de establecer relaciones porque, inconscientemente, piensa que todos le tratarán mal. Suelen ser fanáticos del orden y el perfeccionismo cosa que les lleva bastante a la frustración, inflexibles y con falta de humildad. PARA SANAR: perdonar las injusticias acometidas contra él, trabajar la flexibilidad mental y fluir más con las circunstancias, confiar más en sus capacidades y en las intenciones de los demás.
 Conociendo las 5 heridas emocionales ya es buen momento para trabajarnos a nosotros mismo y así encontrar ese equilibrio emocional que es tan necesario para la crianza. IMPORTANTE! Siempre que hagamos algo que no nos guste, mejor que machacarnos y culpabilizarnos, abracémonos y amémonos para elevar la conciencia porque como dijo Carl Jung, “a lo que restistes, persiste“.
Mamá Arcoíris

El pequeño explorador, manteniendo viva la llama!!

la-mente-absorventeMaría Montessori describe en su libro “La mente absorbente” una fuerza vital que posee el niño que le impulsa a su desarrollo e independencia, este fuerza vital es denominada como horme por Percy Nunn.

PERCY NUNN (Bristol 1870-Madeira 1944)

Thomas Percy Nunn comenzó su carrera como profesor de secundaria en 1891 y fue durante los siguientes 10 años que desarrolló una metodología que revolucionó la educación escolar con el objetivo de reemplazar la ENSEÑANZA por el APRENDIZAJE.

La enseñanza convencional se centra en el desarrollo intelectual, olvidando la totalidad del individuo. Para preparar personas completas que en un futuro puedan contribuir en la sociedad de forma provechosa, es importante considerar el desarrollo integral del niño, esto implica el desarrollo de todas las inteligencias del individuo, tanto la intelectual como la personal, la social, la emocional y la espiritual.  Porque, acaso queremos producir adultos obedientes? O bien queremos a gente que cuestione y sea asertiva? Con la enseñanza convencional se consiguen jóvenes alejados del gran conocimiento que ofrece la escuela debido al aburrimiento, la frustración y el estrés, por tanto, el objetivo debería ser ayudarles a vivir como ciudadanos libres para una futura aportación a su sociedad en formas elegidas por ellos mismos. Nunn estaba en contra de la manipulación de los alumnos y su utilización para satisfacer las demandas del estado.

Nunn adopta el término horme para definir a la fuerza universal que posee todo organismo y que le impulsa a la evolución y el desarrollo. Respecto a la educación, para referirse a esa fuerza vital que posee el individuo y que le lleva a su propia evolución, dice que el adulto construido con éxito por el niño conserva el amor por el trabajo. La conquista de la independencia del niño comienza con su primera introducción a la vida, mientras se desarrolla, se perfecciona y supera los obstáculos que encuentra en su camino.

 El éxito asegurado en la educación está en mantener en los niños ese amor por aprender por sí mismos.23-maestros-copiar

Toda esta visión sobre la enseñanza y la educación que describe Nunn la veo claramente reflejada en el trabajo que realiza Carlos González, profesor de física y matemáticas, en su documental “Entre maestros, un salto cuántico en la enseñanza” y en su libro “23 maestros de corazón”. Este gran profesor, guiado por la sabiduría del corazón, despierta el espíritu científico dormido de los jóvenes, lo que Nunn llama horme. Y aunque es importante este salto cuántico en la enseñanza para re-activar en los alumnos el deseo e inquietud de conocer y aprender que traen de serie ya de pequeños, en casa podemos hacer mucho para mantener viva esta llama.

Me fascina las ansias que tiene mi hijo por conocer el mundo que ya desde recién nacido observaba todo con una asombrosa atención. Siempre ha querido ir más allá de sus posibilidades,  por ejemplo querer andar a penas empezaba a ponerse de pie,  y aunque me toca acompañarlo en sus frustraciones, cuando consigue su objetivo, la satisfacción de haberlo logrado por si mismo, se le ilumina todo el rostro y a mi el corazón. Por eso es tan importante dejar que el niño explore, se mueva libremente, conozca sus capacidades y sus limitaciones, pueda investigar su entorno… y, por parte de los cuidadores, reducir al máximo las prohibiciones y negaciones para no apagar esa deslumbrante llama del espíritu científico o horme. Cómo te sentirías si estas ilusionado por llevar a cabo un proyecto y constantemente te dan negativas? Seguramente frustrado y al final se podría apagar esa ilusión. Nosotros hemos adaptado el hogar para que pueda hacer y deshacer, hemos quitado de su alcance todo lo que pueda ser peligroso o no puede tocar.

Algunas ideas que llevamos a cabo:

  • En las diferentes habitaciones, incluido baño y cocina, tener en armarios y cajones de su alcance juguetes o materiales con que pueda descubrir.
  • Liberar el espacio de muebles que realmente no son necesarios y dificultan su movimiento.
  • Poner protecciones en los enchufes.
  • Protecciones en las esquineras de los muebles.
  • A no ser que sea realmente peligroso, si queremos que suelte un objeto o que deje un lugar procuramos ofrecerle algo que sea de su interés y deje lo que esta haciendo por sí mismo. (No siempre es fácil)
  • No mostrarle algo que no pueda tocar o coger. En más de una ocasión he visto mostrarle a mi hijo un objeto con la intención de jugar con él, pero no dejarselo porque pueda ser “peligroso”, y mi hijo enfadarse por no poder descubrir eso nuevo que le estan mostrando.
  • Y algo que recomiendo mucho, el baby led weaning. La alimentación regulada por el niño y con alimentos sólidos.

 

REFERENCIAS

http://libir.mukogawa-u.ac.jp/dspace/bitstream/10471/547/1/P001-008.pdf

http://ladanzadelavida12.blogspot.com.es

“Mochila ergonómica” que no te vendan la moto!!

Recientemente se ha publicado en una de las redes sociales el sorteo de una mochila portabebes de una casa muy reconocida que dice ser un modelo ergonómico y sus características ponen muy en duda de que lo sea. Un grupo de madres porteadoras quisimos avisar a los participantes de que esta mochila supuestamente ergonómica no lo era, con la única intención de velar por el bienestar de los pequeños y mayores.

Un doctor respondió avalando que las mochilas de la marca son ergonómicas ya que éstas no perjudican al desarrollo de la cadera, a pesar de no adoptar la postura recomendada. Comentó lo siguiente “Incluso el International Hip Dysplasia Institute que dibuja varios tipos de posturas recomendando unas y no otras acabó rectificando su página admitiendo que no se posicionaban ni en contra ni a favor de ningún tipo de mochila”, y podemos observar en la página que dos de sus modelos los consideran saludables para el desarrollo de la cadera:  http://hipdysplasia.org/developmental-dysplasia-of-the-hip/prevention/baby-carriers-seats-and-other-equipment/hip-healthy-products/

Este doctor ha hecho un estudio observando con radiografías las diferentes posiciones que adoptaba la cabeza del fémur respecto a la pelvis según el tipo de portabebé, desde los que mantienen una postura más colgante a los que mantienen una postura más en M, y ninguna de ellas es anómala para las caderas. Su trabajo esta pendiente de publicar y estoy deseosa de verlo… pero, mientras tanto, me he informado más a fondo y considero que dichas mochilas no deberían denominarse como ergonómicas sólo por el mero hecho de que no afecten al desarrollo de las articulaciones de la cadera porque hay muchas características a tener en cuenta y no cumplen.

Qué significa “ergonomía”? Es el estudio de la adaptación de las máquinas, muebles y utensilios a las características físicas y psicológicas de la persona que lo emplea habitualmente para lograr una mayor comodidad y eficacia.

Teniendo clara esta definición, una mochila portabebes debería adaptarse tanto a las características físicas y psicológicas de bebés y de porteadores. Y un porteo ergonómico debe cumplir una serie de condiciones:

1- El bebe detapas-portabebesebe mantener su posición fisiológica y el portabebes debe adaptarse a su desarrollo.

2- La cadera del bebé debe ir basculada hacia delante con su periné apoyado en el adulto.

3- Las piernas deben adoptar la postura en “M”.

4- El soporte de la espalda del portabebé debe permitir un ajuste punto por punto a lo largo de la columna del pequeño.

5- La cabeza del recién nacido o del bebé dormido debe ir firme pero suavemente sujeta contra el cuerpo del adulto.

6- La barbilla tiene que ir separada del esternón para evitar asfixia por bloqueo de la vía aérea.

7- La región abdominal del bebé debe estar en contacto con el cuerpo del adulto, nunca su costado o su espalda, además en esta última postura el bebé recibe demasiados estímulos.

8- La cara del bebé siempre ha de estar visible y debemos poder dar un beso a su cabeza pero no darle con nuestra barbilla.

9 – Tiene que ser cómodo para portear y repartir bien el peso en la espalda del porteador.

Hay más doctores que han hecho sus estudios y, a diferencia de lo mencionado al inicio del post, sostienen que sí que es importante la posición de cadera y las piernas para que no afecte a su desarrollo.

La doctora Evelin Kirkilionis estudió biología y  etología humana, tiene más de 20 años de experiencia en el porteo y las necesidades básicas de los niños. Defiende que la postura idónea para el porteo es eevelin kirkilionisn cuclillas, ya que las piernas estiradas producen una presión de la cabeza del fémur con el acetábulo. Recomienda que las piernas deben mantenerse abiertas formando un ángulo de 45º respecto al eje corporal y las rodillas deben estar un poco por encima de las nalgas formando un ángulo de 90º o incluso 120º si es posible. Asegura que el  movimiento de los padres proporciona movilización a la articulación de la cadera permitiendo el suministro de sangre a los cartílagos. Para que esta posición sea posible, el puente que es donde se sienta el bebé, ha de ser lo suficientemente ancho para que llegue al hueco poplíteo (corva de detrás de la rodilla).

Cuando las piernas cuelgan hacia abajopostra-y-columna fuerzan la articulación de la cadera, sobretodo en los primeros meses, además el peso del bebé recae en la entrepierna provocando una postura poco fisiológica ya que obliga una hiperextensión de la columna.  Este arqueamiento hacia atrás se acentúa al portear el bebe cara al mundo permaneciendo más separado del cuerpo del porteador, ésto modifica el eje de gravedad del adulto haciendo cambiar la postura que adopta sobrecargando su espalda. E. Kirkilionis no recomienda portear al niño cara al mundo ya que el pequeño no puede evadirse cuando siente que hay un exceso de estímulos, ni tampoco puede observar las expresiones faciales de los padres para tranquilizarse ante la información que está recibiendo. Cosa que en la posición cara a cara si que le permite.

El doctor Ewald Fettweis mantiene la misma postura que describe la doctora Kirkilionis. El ser humano nace fisiológicamente prematuro ya que el esqueleto del recién nacido es principalmente cartílago, la posición en cuclillas es la más favorable para su crecimiento. En las culturas dónde portean a sus bebes en esta posición las luxaciones son inexistentes. Cuando el bebe se sienta, sus piernas deben formar un angulo de 90º y moderadamente extendidas, evitando llevar las piernas rectas. El soporte de la espalda debe quedar ajustado dando apoyo punto por punto para que la columna no se curve demasiado ni quede muy recta y el peso se reparta a lo largo del panel.

columa-desarrollo

Es muy importante respetar la curvatura primaria del recién nacido, ligeramente en C, esto le da poca movilidad ósea, pero se debe mantener hasta su madurez. La columna vertebral se irá desarrollando de tal forma que cuando el niño consiga mantener la cabeza alrededor de los 3 meses, se habrá formado la  lordosis cervical, cuando el niño consigue sentarse alrededor de los  6-8 meses, la columna dorsal adoptará una ligera cifosis y cuando empieza a ponerse de pie y a andar sobre los 10-14 meses, se desarrolla la lordosis lumbar. Si este desarrollo se ve afectado pueden aparecer alteraciones mecánicas y cuadros dolorosos. El estiramiento precoz de la columna puede producir lordosis e incrementa riesgo de padecer dolores de espalda ya que requiere posturas consideradas de hiperextensión para la columna del bebé, y si es cara al mundo todavía más.

LA OMS recomienda lo siguiente: “Se debe colocar al bebé entre los pechos de la madre, en posición vertical, de modo que el pecho de aquél quede en contacto con el de la madre. Se sostendrá al bebé con la faja. La cabeza, vuelta hacia un lado, se hallará ligeramente extendida. La parte superior de la faja se hallará justamente debajo de la oreja del bebé. La posición ligeramente extendida de la cabeza mantiene abiertas las vías respiratorias y permite el contacto visual madre hijo. Hay que evitar tanto la flexión hacia adelante como la hiperextensión de la cabeza. Las caderas deberán estar flexionadas y las piernas extendidas en una postura que recuerde a la de una rana; los brazos también deberán estar flexionados.
Habrá que anudar la tela con una fuerza tal que, al levantarse la madre, el bebé no se salga. Deberá garantizarse que la parte más apretada de la tela se sitúe sobre el pecho del bebé. El abdomen de éste no debería verse constreñido y debería quedar a la altura del epigastrio de la madre. De este modo, el bebé dispone de espacio suficiente para la respiración abdominal. La respiración de la madre estimula al bebé.”

guia-practica-metodo-madre-canguro-oms

En resumen, si una mochila portabebes no reúne todas las características mencionadas no se debería definir como ergonómica. Es posible que el uso de las mochilas “no ergonómicas” no acaben haciendo daño porque el tiempo de porteo, ya sea por parte del adulto como por parte del bebé, será el mínimo. Un ejemplo muy comparativo sería una silla, una silla de por sí no es dañina, pero en usos prolongados puede sobrecargar la espalda del usuario, sin embargo una silla ergonómica no, ya que cuida de la fisionomía de la persona. Pues lo mismo pasa con las mochila ergonómicas y las que no lo son, sólo que en los bebes se ha de tener un cuidado más especial por su inmadurez.

Quiero dar gracias a las mamas que me han explicado sus experiencias con las mochilas no ergonómicas y, en concreto, la de la marca en cuestión. En general han porteado menos de una hora y con una estimación de aguantar una hora como máximo, e incluso muchas coinciden que el bebé no está cómodo o que lo sienten poco sujeto. Yo tuve la suerte,  y digo suerte porque ahora puedo opinar en primera persona, de usarla en una ocasión. A los 20 minutos acabé con un dolor de cervical tremendo y tampoco sentía a mi hijo cómodo, mientras que con los portabebes ergonómicos que tengo puedo estar horas, desde paseando hasta haciendo tareas del hogar.

Y en especial, quiero dar las gracias a mi prima Tatiana, a Paula y Alba por echarme un cable.

 

Mamá Arcoíris

 

 

 

REFERÉNCIAS

www.babywearingschool.com/drkirkilionis.htm

www.pediatriaintegral.es/publicacion-2014-12/el-porteo-ergonomico

www.mipediatraonline.com/displasia-de-cadera-bebes

www.blog.ergobaby.com/2007/11/spread-squat-position/2147483647

www.redcanguro.org

 

 

El desarrollo del cerebro del bebé

Que el llanto del bebé es un instinto de supervivencia resultado de la evolución biológica ya lo comenté en un post anterior, otra consecuencia es la inmadurez del cerebro que tienen nuestras crías al nacer y ésto es debido a la posición bípeda que adoptaron nuestros antepasados. Hay muchas teorías que explican porque nuestros antepasados pasaron de posición cuadrúpeda (andar a cuatro patas) a posición bípeda (andar a dos patas). Una de ellas defiende que este cambio surge en época de sequía permitiendo aumentar el recorrido de desplazamiento, tener una mayor visión del terreno y  recibir menos insolación, además de la liberación de las manos para poder crear, utilizar y llevar herramientas. En contra, disminuye la velocidad del andar, aumenta la tensión muscular y ósea de  la columna vertebral, las crías tardan 2 años en poder caminar, el animal que tarda más tiempo, y el canal del parto se hace más estrecho.

Debido a la bipedestación y a la posición erguida, la pelvis se ha hecho más estrecha, y por tanto, el canal del parto también, limitando en gran medida la salida del cerebro del bebé, con lo cual éste tiene que nacer con el órgano a penas formado. Cuando nacemos  nuestro cerebro tiene el 20% del peso del cerebro adulto y  durante los dos primeros años se va a desarrollar el 80%, el resto se acabará de formar a los 6 años. De aquí la gran importancia del cuidado y la atención que requiere el niño durante la primera etapa de su vida. Hay dos periodos que  hay que tener en cuenta en la formación del carácter: el Periodo Crítico Biofísico (hasta los dos años de edad) y el Periodo Crítico Psíquico (de los 2 a los 6 años de edad), que el límite entre ambos periodos está en los dos años de edad del niño se debe a la estructura del cerebro que se divide en tres partes: el cerebro reptiliano o instintivo, el cerebro límbico o emocional y el neocortex.

cerebro-triuno-21

  • Cerebro reptiliano: es el cerebro más primitivo y se encuentra en el centro, heredado de los reptiles y peces  se encarga de los instintos básicos de supervivencia.
  • Cerebro límbico: se encuentra debajo de la corteza cerebral y está compuesto por la amígdala, el hipocampo, el hipotálamo y el tálamo. Los sentimientos y emociones se encuentran en esta región, la amígdala es fundamental para reconocer las emociones en otros rostros y si está en  buenas condiciones habrá buena capacidad de aprendizaje y memoria, sin embargo se ha visto afectada en personas con problemas de adicción.
  • Neocortex o cerebro racional: la evolución ha hecho que los seres humanos y algunos mamíferos desarrollen este cerebro, el de la inteligencia, más allá de las emociones y el instinto. Éste es el responsable del pensamiento abstracto y del lenguaje. Esta estructura empieza a funcionar a partir de los dos años de edad cuando se ha terminado el proceso de mielinización.

A los 30 días de la fecundación ya se puede observar en el feto la médula espinal y el cerebro, pero las neuronas no se empiezan a formar hasta el 4º – 7º mes que es cuando comienzan a interconectarse entre ellas a una gran velocidad gracias a la mielina que es una cubierta grasa que mejora la transferencia de mensajes entre neuronas. Durante el embarazo, el feto producirá más neuronas de las que necesitará al nacer y muchas morirán.

El bebe nace con billones de neuronas pero muy pocas están conectadas, sólo las que son  necesarias para las funciones vitales, el resto se irán conectando y activando gracias a la propia genética y, sobretodo, a la estimulación que reciba el bebe durante su desarrollo, así que es fundamental que el pequeño pueda conocer libremente su entorno en función de su necesidad de exploración, lo ideal es adaptar el ambiente de la mejor manera para su seguridad. En su primer año es cuando más conexiones neuronales o sinápticas se producen. Durante el periodo crítico Biofísico el bebe tiene desarrollado las dos primeras estructuras cerebrales, es decir, el cerebro reptiliano o instintivo y el cerebro límbico o emocional y hasta que el proceso de mielinización o proceso de conexión neuronal no ha finalizado, no empieza a funcionar el neocortex que lo hará poco a poco. Este periodo es un periodo de máxima vulnerabilidad.

En los dos primeros años de vida se desarrolla el sistema de gestión emocional y respuesta al estrés, por esto hay que procurar reducir las situaciones de estrés en el bebé y,  cuando los sufra, acompañarlo con delicadeza y amor, el contacto con el cuidador ayuda al pequeño a regularse ya que por sí sólo todavía no sabe hacerlo. Además de ayudarle a regular sus emociones es imprescindible que sepa responder bien a las necesidades de éste para favorecer un desarrollo saludable, sin esto el bebe puede tener un desarrollo pobre y a la larga con problemas de comportamiento significativo. Se han hecho estudios con niños de orfanatos que han carecido de figura materna y han tenido muy poco apoyo e interacción social. Se ha visto que éstos han sufrido altos niveles de cortisol, la hormona del estrés, que en pleno desarrollo cerebral hace disminuir el tamaño del cuerpo calloso y también afecta al desarrollo del hipocampo y la amígdala. Cuando la respuesta al estrés son altamente activos en las primeras etapas del desarrollo se produce una adaptación a los elevados niveles del cortisol mediante la reducción del número de receptores hormonales en el cerebro, la consecuencia a largo plazo es que los niños  tengan los sistemas de respuesta al estrés menos reactivos y una mayor probabilidad de convertirse en adultos con agresividad, depresión, hiperactividad, adicción…

Durante los 3 primeros años de vida el cerebro tiene la máxima plasticidad neuronal y esto permite que  el cerebro se vaya formando tanto en su estructura anatómica como en su estructura funcional según los estímulos y experiencias que recibe el bebé, es decir, el aprendizaje produce cambió físico en la forma del cerebro y también cambio en su funcionalidad. Es más fácil aprender ciertas actividades, como nadar o tocar un instrumento, de pequeño gracias a esta plasticidad, y muchas vías que se forman a edades tempranas son muy difíciles de desarrollar o cambiar en la vida adulta. Estas redes neuronales o mapas mentales que se crean a una alta velocidad y son más fáciles de modificar en la niñez, a los 10 años nos volvemos más rígidos para realizar estos cambios.

De los 2 a los 6 años, el periodo crítico psíquico, las experiencias que viva el niño irán conformando su carácter, es cuando aparece el pensamiento operativo que se caracteriza por el realismo y el egocentrismo debido a la falta de diferenciación  de lo físico y lo psíquico, época de las famosas “rabietas”. Entenderlos, tenerlos en cuenta y tratarlos como le gustaría a uno que le tratasen es importante para sobrellevar esta difícil fase.

Lo que el niño ve y experimenta de pequeño es lo que acabará siendo su realidad, si un niño vive violencia así será su forma de relacionarse consigo mismo y con el mundo. Puntos fundamentales son tratarlos desde el amor y la compasión, no reprimir sus emociones para con paciencia enseñarles a gestionarlas, tratarlos con respeto y procurar ser un ejemplo a seguir, porque al fin y al cabo ellos aprenden por imitación y no por imposición.

 Peter Huttenlocher (neurólogo pediátrico 1931-2013)

Se dedicó a investigar los trastornos neurológicos pediátricos. Tiene 4 estudios pioneros sobre la densidad sináptica y la plasticidad neuronal. En uno de sus estudios recogió diminutos fragmentos de cerebros desde neonatos hasta ancianos de 90 años y quiso observar las sinapsis que se producían en cada porción de corteza y en cada etapa de la vida. Descubrió que un bebé nace con 8.900-12.500 millones de sinapsis por milímetro cúbico de la corteza y esta cantidad aumenta hasta los 16.500 millones de sinapsis durante el primer año, es decir, un 30%-50% y luego se va estabilizando. Cuando llegamos a la adolescencia hemos perdido sinapsis (conexiones neuronales) hasta llegar a la misma cantidad del nacimiento y la mantendremos hasta el día de nuestra muerte con un ligero descenso.

Desde la visión de María Montessori (pedagoga 1870-1952)

La primera infancias es un período muy rico y éste ha de ser cuidado y cultivado con la máxima atención, cualquier habilidad que aprende un niño en sus primeros 3 años para un adulto supondría 60 años de duro trabajo. Dice que en esta etapa, “el individuo más cuidado y asistido está destinado a crecer más fuerte, mentalmente más equilibrado y más enérgico(…) El niño en su nacimiento trae consigo posibilidades constructivas que deben desarrollarse a expensas del ambiente”. El niño se relaciona con el ambiente de una forma muy distinta de como lo hace el adulto, un niño no puede recordar el ambiente, sino que lo absorbe, lo integra y pasa a formar parte de su psique. Por ejemplo, un niño no recuerda un sonido sino que lo encarna y posterior lo pronuncia a la perfección.

El niño nace con una fuerza vital que le impulsa a su desarrollo y evolución, y a esta fuerza Percy Nunn le denominó horme. Si el niño tiene la libertad de dejarse llevar por su horme, será un niño realizado, feliz y con ganas de vivir.

SUE GERHARDT (psicoanalista 1953)

Aquí una interesante entrevista de Eduard Punset a Sue Gerhardt en el programa Redes sobre el desarrollo del cerebro del bebe.

 

REFERÉNCIAS

www.oas.org/educacion/desarrollo-infantil-temprano.htlm

http://www.tendencias21.net/El-entorno-temprano-de-los-ninos-afecta-mucho-a-su-respuesta-al-estres_a40259.html

http://www.adorepsicoterapia.net/sicoterapia/quepasa.htm

“La mente absorbente” de María Montessori

 

Mamá Arcoíris

El llanto del bebé, un instinto de supervivéncia

evolucion-hombre-el-llanto-del-bebe

Para entender porqué el llanto del bebé es su instinto de supervivencia veamos primero que es la evolución biológica y la selección natural.

La evolución biológica es un proceso histórico de transformación de unas especieas a otras especies descendientes. Ésto se debe a unas mutaciones que se dan al copiar los genes, y este error en la copia se produce al azar.

Estas mutaciones pueden ser:

  • Mutaciones silenciosas, no hay un cambio destacable, por tanto, son imperceptibles.
  • Mutaciones perjudiciales, disminuye la calidad de vida del descendiente e incluso puede llegar a ser letal, por tanto, disminuye el éxito reproductivo. Por ejemplo, un leon que tiene mala vista, probablemente morirá joven dejando poca o ninguna descendencia y así el gen de la mala vista en leones tenderá a desaparecer.
  • Mutaciones beneficiosas, proporcionan ventaja a sus descendientes aumentando el éxito reproductivo. Por ejemplo, cuando nuestros antepasados pasaron de la posición cuadrúpeda a bípeda se desarrolló la habilidad en las manos permitiendo la construcción de herramientas para la caza.

Darwin expresa en su obra “El origen de las especies” la siguiente ley sobre la selección natural:

“Existen organismos que se reproducen y la progenie hereda características de sus progenitores, existen variaciones de características si el medio ambiente no admite a todos los miembros de una población en crecimiento. Entonces aquellos miembros de la población con características menos adaptadas (según lo determine su medio ambiente) morirán con mayor probabilidad. Entonces aquellos miembros con características mejor adaptadas sobrevivirán más probablemente.”

Dicho de otra forma, la selección natural permite que los organismos mejor adaptados ganen terreno y desplacen a los menos adaptados.

 

Volviendo al llanto del bebé, ésta es la forma en que se comunica cuando tiene hambre, frío, sueño, siente alguna molestia o dolor e incluso cuando necesita contacto y protección.

¿Protección? Pero hoy en día los bebes están a salvo en sus cunas, carritos, hamacas,… Es verdad! Pero ellos no lo saben! Su cerebro no esta lo suficientemente desarrollado para entender esto, ellos son puro instinto y su instinto es el mismo que el de los bebes de hace millones de años atrás.

Vamos a retroceder en el tiempo, imaginemos una madre de una tribu que deja a su bebé en el suelo y se aleja un poco. ¿Cuál sería el mecanismo del bebe para asegurar su supervivencia? El llanto. ¿Y el mecanismo de la madre para asegurar su descendencia? La respuesta inmediata al llanto. En el caso de que el bebe no tuviera el instinto de llorar, posiblemente la madre podría alejarse un poquito más dejando en peligro al pequeño de ser devorado por depredadores. De esta forma, bebe que no tiene el instinto de llorar tiene menor probabilidad de descendencia. Lo mismo pasaría en el caso de que el bebe sí tuviera el instinto del llanto pero es la madre la que no tiene el instinto de atenderlo inmediatamente, éste también corre el riesgo de ser devorado, y como en el caso anterior… madre que no atiende al llanto del bebe, madre con menor probabilidad de descendencia.

Así concluimos que los “genes” de llanto rápido y atención inmediata son los que tiene mayor probabilidad de tener descendencia respecto a los otros caso.

¿Y porqué pasados tantos millones de años todavía siguen teniendo este instinto? Porque para eliminar el instinto del llanto en bebes debería haber un factor externo que favoreciera al “gen “del instinto del no llanto.

Podemos deducir que éste era el comportamiento de los bebes de nuestros antepasados si observamos a nuestros parientes los chimpancés con quienes compartimos una semejanza del 98,5% en el ADN, más semejanza que de los chimpancés a los gorilas. Los chimpancés, igual que los gorilas y otro mamíferos, llevan a cuesta a sus crías hasta que éstas están lo suficientemente maduras y también atienden al llanto de sus bebes.

En el siguiente video podemos observar el experimento de Harry Harlow sobre la necesidad de proteccion que tienen los monos rhesus

Cierto es que hay animales que tienen el instinto de no llorar como son los conejos, cuando la madre va a buscar comida sus crías quedan resguardadas en su madriguera en completo silencio para no ser descubiertas por los depredadores. Como bien explica Carlos González en una de sus charlas, la mejor manera de saber cuál es la necesidad biológica de una cría es observar cómo actúa cuando su madre se aleja.

Esta es la explicación biológica de porque hay que atender al llanto del bebé, pero seguiré hablando de este tema en otro post.

 

Referencias

“Besame mucho” Carlos González

“Un estudio sobre el apego” www.nosolofreud.wordpress.com/2013/07/25/harry-harlow-un-estudio-sobre-el-apego

“Evolución humana” www.bioinformatica.uab.es/divulgacio/evol.html#humana

Mamá Arcoíris