Archivo

El llanto del bebé, un instinto de supervivéncia

evolucion-hombre-el-llanto-del-bebe

Para entender porqué el llanto del bebé es su instinto de supervivencia veamos primero que es la evolución biológica y la selección natural.

La evolución biológica es un proceso histórico de transformación de unas especieas a otras especies descendientes. Ésto se debe a unas mutaciones que se dan al copiar los genes, y este error en la copia se produce al azar.

Estas mutaciones pueden ser:

  • Mutaciones silenciosas, no hay un cambio destacable, por tanto, son imperceptibles.
  • Mutaciones perjudiciales, disminuye la calidad de vida del descendiente e incluso puede llegar a ser letal, por tanto, disminuye el éxito reproductivo. Por ejemplo, un leon que tiene mala vista, probablemente morirá joven dejando poca o ninguna descendencia y así el gen de la mala vista en leones tenderá a desaparecer.
  • Mutaciones beneficiosas, proporcionan ventaja a sus descendientes aumentando el éxito reproductivo. Por ejemplo, cuando nuestros antepasados pasaron de la posición cuadrúpeda a bípeda se desarrolló la habilidad en las manos permitiendo la construcción de herramientas para la caza.

Darwin expresa en su obra “El origen de las especies” la siguiente ley sobre la selección natural:

“Existen organismos que se reproducen y la progenie hereda características de sus progenitores, existen variaciones de características si el medio ambiente no admite a todos los miembros de una población en crecimiento. Entonces aquellos miembros de la población con características menos adaptadas (según lo determine su medio ambiente) morirán con mayor probabilidad. Entonces aquellos miembros con características mejor adaptadas sobrevivirán más probablemente.”

Dicho de otra forma, la selección natural permite que los organismos mejor adaptados ganen terreno y desplacen a los menos adaptados.

 

Volviendo al llanto del bebé, ésta es la forma en que se comunica cuando tiene hambre, frío, sueño, siente alguna molestia o dolor e incluso cuando necesita contacto y protección.

¿Protección? Pero hoy en día los bebes están a salvo en sus cunas, carritos, hamacas,… Es verdad! Pero ellos no lo saben! Su cerebro no esta lo suficientemente desarrollado para entender esto, ellos son puro instinto y su instinto es el mismo que el de los bebes de hace millones de años atrás.

Vamos a retroceder en el tiempo, imaginemos una madre de una tribu que deja a su bebé en el suelo y se aleja un poco. ¿Cuál sería el mecanismo del bebe para asegurar su supervivencia? El llanto. ¿Y el mecanismo de la madre para asegurar su descendencia? La respuesta inmediata al llanto. En el caso de que el bebe no tuviera el instinto de llorar, posiblemente la madre podría alejarse un poquito más dejando en peligro al pequeño de ser devorado por depredadores. De esta forma, bebe que no tiene el instinto de llorar tiene menor probabilidad de descendencia. Lo mismo pasaría en el caso de que el bebe sí tuviera el instinto del llanto pero es la madre la que no tiene el instinto de atenderlo inmediatamente, éste también corre el riesgo de ser devorado, y como en el caso anterior… madre que no atiende al llanto del bebe, madre con menor probabilidad de descendencia.

Así concluimos que los “genes” de llanto rápido y atención inmediata son los que tiene mayor probabilidad de tener descendencia respecto a los otros caso.

¿Y porqué pasados tantos millones de años todavía siguen teniendo este instinto? Porque para eliminar el instinto del llanto en bebes debería haber un factor externo que favoreciera al “gen “del instinto del no llanto.

Podemos deducir que éste era el comportamiento de los bebes de nuestros antepasados si observamos a nuestros parientes los chimpancés con quienes compartimos una semejanza del 98,5% en el ADN, más semejanza que de los chimpancés a los gorilas. Los chimpancés, igual que los gorilas y otro mamíferos, llevan a cuesta a sus crías hasta que éstas están lo suficientemente maduras y también atienden al llanto de sus bebes.

En el siguiente video podemos observar el experimento de Harry Harlow sobre la necesidad de proteccion que tienen los monos rhesus

Cierto es que hay animales que tienen el instinto de no llorar como son los conejos, cuando la madre va a buscar comida sus crías quedan resguardadas en su madriguera en completo silencio para no ser descubiertas por los depredadores. Como bien explica Carlos González en una de sus charlas, la mejor manera de saber cuál es la necesidad biológica de una cría es observar cómo actúa cuando su madre se aleja.

Esta es la explicación biológica de porque hay que atender al llanto del bebé, pero seguiré hablando de este tema en otro post.

 

Referencias

“Besame mucho” Carlos González

“Un estudio sobre el apego” www.nosolofreud.wordpress.com/2013/07/25/harry-harlow-un-estudio-sobre-el-apego

“Evolución humana” www.bioinformatica.uab.es/divulgacio/evol.html#humana

Mamá Arcoíris