Archivo de etiquetas| beneficios de la leche materna

Lactancia materna, se pueden superar las dificultades!!! La clave: apoyo e información

Una vez vencidas las dificultades en el inicio de la lactancia, ser fuente de alimento de mi hijo se ha convertido en una experiencia no sólo mágica, sino una de las que más me llena de satisfacción. Al principio fue muy duro, sí… y en más de una ocasión quise tirar la toalla, pero tuve mucho apoyo de mi marido y también de profesionales que me alentaron a continuar, y a día de hoy no me arrepiento para nada, sino más bien al contrario, doy gracias a dios de haber superado esa etapa.

La primera prueba fue una mastitis por infección que sufrí durante mes y medio, causa de un ingreso sin diagnóstico claro pero al final dí con una buena profesional que me hizo un cultivo de la leche, efectivamente tenía alterada la flora bacteriana y con el antibiótico adecuado pudimos remediar el asunto. Se le llama mastitis a la inflamación de la mama y pueden ser muchas las causas que la producen, desde un mal agarre o posición del bebé, una bajada de defensas de la madre, la entrada de microorganismos infecciosos a través de las grietas del pezón, no atender a las señales de demanda del bebe… En mi caso fue no atender a toda la demanda del bebé además de una bajada de defensas, y es que la falta de información puede hacer mucho daño a madre e hijo. Cuando nació Erick me dijeron que el pecho fuera a demanda, pero sobretodo que no sobrepasaran más de tres horas entre tomas, pero nadie me dijo que en más de una ocasión mi hijo necesitaría mamar ininterrumpidamente sin soltar y que era necesario que el servicio estuviera abierto las 24 horas. Las primeras semanas en casa tuve mucha ayuda de familiares y visitas a quienes agradezco de corazón su apoyo, pero tras estar dos horas dando el pecho, agotada y con ganas de dormir, dejaba a mi pequeño en manos de mis ayudantes para yo descansar. Bien, en repetidas ocasiones el pequeño buscaba el pecho a penas pasados los 5 minutos de la última toma así que procuraban distraerlo y dormirlo mientras yo descansaba, y esto fue un error porque es imprescindible atender a su demanda para aumentar la producción y para evitar la inflamación de la mama, y esto se debe a las crisis de crecimiento.

Y qué son las crisis de crecimiento?

El pecho produce en función de la demanda, cuanto más mama el niño más leche produce el pecho, cuanto menos mama el niño, menos leche produce. Hay momentos en el desarrollo del bebe que necesita más alimento y la manera de conseguirlo es mamando más, desde pedir pecho cada 30 minutos hasta no soltarlo en todo el día. Suele confundir bastante a las madres ya que esto hace creer que se quedan con hambre, que la leche les sienta mal, que la leche no alimenta y un largo etc… Aquí podéis conocer todas las crisis que se pueden producir en vuestros pequeños.

Gracias a Alba Lactancia y a la asesora de mi pueblo pude llegar a entender y atender a mi hijo correctamente. Mi peor crisis fue la de los 3 meses, dicen que el niño ya no demanda tanto pecho, pero en mi caso sí lo hacía y lo hacía tal como se describe, de forma caótica, cogiendo y soltando el pezón, llorando y arqueando la espalda. Hice varias visitas al médico pensando que le pasaba algo, hasta probamos de quitar los lácteos y la proteína de vaca de mi dieta para descartar posibles alergias, y el niño estaba perfectamente sano. Al final pedí cita solo para mostrar un vídeo y la respuesta fue, el niño lo que tiene es sueño. Bien, sueño ya me daba cuenta que tenía pero es que siempre le ha costado horrores dormir, y eso que lo tenía en brazos o lo llevaba en el fular, que ayuda bastante, pero aún así era prácticamente todo el día demandando pecho y con tomas caóticas.

A partir del 4/5 mes empecé a disfrutar realmente de la lactancia. El peque empezó a hacer tomas de 5 minutos y ya no demandaba tan seguido, aunque cierto es que a lo largo de los meses ha habido etapas que ha solicitado más pecho que otras y me he dado cuenta que depende de si le salen dientes, si se encuentra mal o hemos tenido días que no hemos seguido la rutina, es entonces cuando demanda más.

A partir del sexto mes iniciamos la alimentación complementaria, y hemos optado por el “baby led weaning” o lo que es lo mismo, la alimentación complementaria auto-regulada por el bebe. Estamos encantados con esta forma de introducción de alimentos, pero no siempre come lo mismo, aunque tampoco importa ya que el alimento principal y más completo sigue siendo la leche materna. Profundizaré sobre este tema en otro post porque hay que tener en cuenta algunas cosas.

Ahora vamos a hacer el año y aún hay días que come poco y mama mucho, pero también los hay que come más y mama menos. Mi idea era empezar el destete mediante el “no ofrecer, no negar” al cumplir el año, pero veo que es muy pronto todavía para el pequeño y es que la leche materna es un alimento tan bueno que porqué negárselo!! Además la OMS, la asociación de pediatría española, europea y americana, y otras organizaciones de la salud recomiendan el pecho al menos 2 años.

¿Y porqué adoro la lactancia materna?

La siguiente imagen sacada de Crianza Con Apego Natural, describe muy bien lo que pienso.

 

La leche materna cambia su composición a lo largo de la toma, y a lo largo de los meses, para adaptarse a las necesidades del bebe.  Por desgracia, todavía hay mucho profesional de la salud infantil que tiene una gran desinformación sobre esto, hace poco una pediatra me dijo que la leche materna a partir de los 6 meses era agua, una creencia totalmente falsa ya que a lo largo de la lactancia la leche se vuelve más grasa, más calórica y más nutritiva, y hay investigaciones que indican que sobre los 2-6 meses la leche tiene una media de 74,3Kcal/100ml y de los 12-39 meses alrededor de los 88,1KCAL/100ML, que va aumentando progresivamente. Además, hay muchos beneficios que hacen de la leche materna un alimento importante para la salud del niño:

 

En definitiva, dar el pecho ha sido una experiencia totalmente diferente de lo que me pude imaginar durante el embarazo, han habido etapas difíciles pero una vez superadas se ha convertido en algo muy cómodo, práctico, barato (por no decir gratis :D) y, sobretodo… muy bonito!!

Así que para las mamas que deseen de corazón esta experiencia os recomiendo buscar grupos de apoyo y mucha información, y paciencia que todo acaba pasando.

 

Mamá Arcoíris